Cuatro cosas que puedes hacer en el centro histórico de Santiago, Nuevo León

Hace unas semanas, tuve la oportunidad de salir de la rutina y visitar un pueblo mágico cercano a Monterrey durante semana santa: Santiago.

A pesar de haber estado ahí unas cuantas horas, creo que fue tiempo suficiente para conocer mejor el pintoresco pueblito ubicado al sur de la ciudad y disfrutar de las actividades que ofrece, ideales para una tarde de fin de semana o día de puente.

1. Lleva a tu canhijo y paséalo por la plaza de armas

Desde que llegamos al pueblo y empezamos a caminar por las calles, me di cuenta que mucha gente llevaba a sus perros. Como el centro de Santiago es un destino que puede recorrerse en cuestión de horas, no será complicado llevar a tu amigo de cuatro patas y pasearlo por la plaza.

Si te preocupa el hecho de no tener dónde dejarlo a la hora de comer o entrar a un establecimiento ¡no te preocupes!, la mayoría de las tiendas y restaurantes son pet-friendly y reciben a los caninos con los brazos abiertos. 🐶

_MG_3791-3_MG_3762-3_MG_3811-6

2. Date una vuelta por los puestos comerciales y compra local

Una de las cosas que más llamó mi atención, fue la infinidad de puestos establecidos alrededor de la plaza de armas, en las calles y banquetas de las avenidas principales.

Había vendedores de helados, fruta, raspados, artículos religiosos, jabones y productos de belleza naturales, accesorios, artesanías, ropa bordada ahí mismo y ¡hasta bolsas!

Al comprarle a estas personas, además de apoyar el talento local, contribuimos a la economía mexicana e incentivamos que este tipo de negocios sigan a flote, además de que es muy entretenido pasearse por los puestos y encontrar piezas únicas a precios accesibles. 🤗

_MG_3768-3_MG_3767-3_MG_3848-5_MG_3868-6

3. Pide el espagueti al ajo con aceite de oliva en Mia Italia

La verdad es que cuando dicen ‘pueblo mágico’, lo último que se me viene a la mente es comer comida italiana. Sin embargo, al llegar a Santiago me di cuenta que hay varios restaurantes italianos en el centro y por pura hambre terminamos comiendo en uno de ellos: el Mia Italia, ubicado frente a la plaza de armas.

Para nuestra sorpresa, la comida estaba deliciosa. Pedimos tres tipos de pasta diferentes y cuando llegó la de ajo y aceite de oliva, la verdad es que se veía muy simple… hasta que la probamos. Desde el primer bocado, el platillo fue una explosión de sabores que nos gustó tanto, que pedimos una segunda ronda.

Además, el restaurante cuenta con terraza, sillas y mesas tipo jardín, ideales para disfrutar de una cerveza bien fría después de pasearse por las calles.

_MG_3775-3_MG_3816-6_MG_3870-5

4. Prueba la nieve de Ferrero Rocher de Dulce Deseo

Varios de mis amigos me habían comentado que las nieves de ‘La Casa de la Abuela’, frente a la catedral, son las más populares. Cuando mi mamá y yo entramos por una, nos aturdió la excesiva cantidad de gente que había dentro, que terminamos por salirnos a buscar otra opción.

Mientras buscábamos alternativas, dimos con otra nevería muy popular en el pueblo llamada ‘Dulce Deseo’, un establecimiento con un concepto bastante creativo y una oferta de sabores mucho más variada.

_MG_3818-6_MG_3821-6Sabores en Dulce Deseo._MG_3865-7

5. Hora de aventura

Este punto es adicional, pero si eres aventurero y tienes más tiempo para conocer, Santiago ofrece muchas actividades extremas y al aire libre para que entres en contacto con la naturaleza como: salto de bungee, tiroleza, matacanes, senderismo, la Presa de la Boca, entre muchas otras.

_MG_3859-7_MG_3846-6

Así que si tienes oportunidad y no has ido, no dejes pasar más el tiempo ¡que se pasa muy rápido!

Captura de pantalla 2017-11-26 a la(s) 9.16.16 PM